etiqueta energetica solvento
ETIQUETAS ENERGETICAS
21 enero, 2020
CALDERA VIESSMANN VITODENS 100 – W
12 febrero, 2020
Vitodens 200

Antes de saber que aparato de agua caliente sanitaria es el que se recomienda, hay que tener en cuenta la diferencia entre las tres instalaciones. 

¿Cuál es la diferencia entre estos tres aparatos?

Aunque usamos la calefacción en invierno, el agua caliente lo utilizamos durante todo el año.

¿Qué es lo mejor? Vamos a analizar la energía que es necesaria, y para qué sirven cada uno:

Caldera: Pueden ser de gasóleo o de gas natural, Sirven para la calefacción y para el agua caliente

Termo: Funcionan con electricidad y sólo sirven para el agua caliente

Calentadores: Pueden ser de gas natural, de butano o de propano. Aunque también existen eléctricos. Solo sirven para el agua caliente.

 

¿Qué necesitas? ¿Agua caliente y calefacción? Entonces la mejor opción es una caldera a gas, sobre todo si estás pensando en instalar radiadores o suelo radiante.

“Calentar agua y tener calefacción: Calderas de condensación de gas”

Calderas de condensación de gas son las más utilizadas, si quieres saber más puedes leer la entrada de “Calderas de condensación”, pulsando en este enlace.

Si deseas instalar una caldera necesitarás una toma de gas natural y realizar la instalación correspondiente.

Para elegir caldera, necesitarás conocer la potencia de la caldera. No es lo mismo un piso con un solo baño de 40m2 que un chalet de 300m2. Un truco es multiplicar los W por metro cuadrado. Si nos situamos en un caso real con los datos anteriormente indicados, si tenemos un piso de 120 m2 de superficie. Son 120 x 150W = 18.000 W, con lo que, la caldera que necesitas debe tener una potencia mínima de 18 kW. Para que te hagas una idea las potencias más comunes son 23-26kW, suficiente para una vivienda estándar. Pero si tu casa es muy fría o tu casa es muy grande puedes optar por los 30-35kW.

“Termo eléctrico si no tienes toma de gas”

Si tu caso es que solo necesitas agua caliente, entonces la mejor opción es un termo o un calentador. A lo que lleva a responder a esta pregunta ¿Tienes toma de gas en casa?

Sin toma de gas, y no puedes instalarlo, el consejo es un termo eléctrico. El funcionamiento es muy sencillo: acumulan en su interior una cantidad determinada de agua, la calientan y la mantienen a la temperatura que se les indique. El  inconveniente es que cuando se termina, hay que esperar a que vuelvan a llenarse; el tiempo depende del modelo y de los litros, pero oscila entre una  y tres horas.

Si utilizamos una media de 30 litros de agua en una ducha, y somos dos personas en casa, la mejor opción  es un termo de 80 litros, pero si se es familia numerosa, lo  mejor sería una de 250 litros.

No necesitan casi mantenimiento, y se pueden instalar en cualquier posición y en cualquier rincón, que tenga un enchufe cerca.

El inconveniente que tienen los termos es el consumo de electricidad. 

“Calentador si tienes toma de gas y solo para el agua”

Si tienes toma de gas, y solo necesitas calentar el agua, puedes optar por un calentador, de tamaño más pequeño que las calderas y los termos, y pueden calentar continuamente toda el agua. Además el combustible cuesta menos que la electricidad.

Calienta el agua fría por un circuito de combustión de gas (propano, butano, gas natural).

Es importante escogerlo para que suministre la suficiente agua caliente para todos en casa, y elegir uno que no desperdicie mucha energía.

¿Cómo elegir la capacidad?

Hay que tener en cuenta los puntos de consumo, las personas que viven en casa.

Los puntos de consumo  pueden ser 1 o varios. Si solo lo necesitamos para la ducha, es un punto de consumo, si por el contrario; lo necesitamos para ducha, fregadero, lavadora, serían tres puntos de consumo.

SELECCIÓN DE LA CAPACIDAD EN LITROS DEL CALENTADOR SEGÚN PUNTOS DE CONSUMO
PUNTOS DE CONSUMO 6L. 11 L. 14-16 L. 17 L. 18 L.
1 PUNTO DE CONSUMO
VARIOS PUNTOS DE CONSUMO

(Con temperatura de entrada de 10º)                                                                                                                                                                                                ■ Recomendado.

Aparte de los puntos de consumo hay otros parámetros a tener en cuenta en la selección de un calentador:

  • La presión de suministro y pérdidas de presión en el trazado de tuberías que determina el encendido del calentador.
  • Temperatura de suministro de agua a la vivienda, que puede provenir de un sistema de captación de energía solar térmica, por lo que elegiremos calentadores que puedan trabajar con agua precalentada o en su caso optar por un Kit Solar con un calentador convencional.
  • Ubicación del calentador en la vivienda y tipología de la salida de gases que implica escoger un calentador de tiro natural de tiro forzado o estanco.
  • La directiva Ecolabelling (ELD), define la obligatoriedad de incluir la etiqueta de clasificación energética. Esta directiva entro en vigor el 26 de Septiembre de 2015, en todos los países de la Unión Europea.

“Cualquier calentador a gas deberá ser siempre instalado por un profesional acreditado.”

Existen normas relativas a las distancias obligatorias para la instalación correcta de la evacuación de los gases de combustión.

En SOLVENTO, contamos con estos profesionales cualificados y acreditados.

 

 

Comments are closed.